Archivo para Pimientos de Padrón

¿Por qué pican los pimientos de Padrón?

Los pimientos de Padrón, unos pican y otros no. Pero, ¿por qué?.

Son muchos los que se hacen esta pregunta y diversas las conjeturas que rodean a esta delicia que, bajo mi humilde punto de vista, merece un alto puesto en el tabladillo de la fama del tapeo tradicional de nuestra gastronomía.

Estos caprichosos pimientos que tanto juego dan deben su nombre a la localidad gallega de Padrón, donde los frailes franciscanos adaptaron su cultivo en el siglo XVI tras sus viajes al continente americano.Es un pimiento muy parecido al Jalapeño mejicano, por lo que muy probablemente su origen era picante.La temporada del pimiento de Padrón comienza en mayo y termina a finales del verano.Los agricultores que se dedican a su cultivo dicen que los primeros que se recogen suelen ser en su mayoría dulces y que a medida que transcurre la temporada se van recogiendo más picantes.Por lo tanto se deduce que al subir las temperaturas los pimientos son más propensos a picar, lo cual coincide con su procedencia, donde el clima es más árido.También dicen que cuanto menos riego se le da a la mata más pican, y aseguran que cuanto más verdes y pequeños se recojan menos pican.Yo me fío y mucho de lo que digan los agricultores porque llevan toda la vida cultivándolos y son los que mejor saben como vienen.Pero, ¿como sabemos si el que nos vamos a comer picará?. Ahí está la gracia, que no se puede saber! al menos una vez fritos.

Lo que yo puedo decir es que aquellos que presentan una apariencia arrugada o torcida tienden a ser picantes y los  que aparecen rectos y tersos no, pero eso se ve cuando están frescos porque al freirlos se quedan todos arrugados.Si algún día comprais los pimientos de Padrón fijáos que esten bien verdes y que no sean demasiado grandes, y si quereis tener la certeza de que no picarán, solo teneis que abrir uno y observar si los pequeños filamentos blancos de su interior están muy desarrollados, si es así probablemente picarán.Estos filamentos se generan cuanto más tiempo pasan en la mata, por lo tanto se le habrá dado demasiado tiempo de vida en ella.

De cualquier modo, a mí me encanta que piquen y me lo paso bomba cuando veo que alguien se pone colorao y a echar lágrimas al ser sorprendido por uno de estos traicioneros pimientos!