Dichos extremeños

Mi abuelo Silverio me decía de pequeño: Oveja que berrea pierde bocao. Vamos que cuando comía no decía ni pío.

Se esculó el cesto y se acabó el parentesco.

Al niño llorón, boca abajo y coscorrón .

Reunión de pastores, mortandad segura.

Ave de paso, garrotazo o candilazo.

Cuando pediste, señor, me dijiste, y cuando te dan, ni señor, ni na.

A la puerta cerrá, llega el diablo y se va.

Dios da barbas donde no hay quijás.

Da Dios mocos a quien no tiene pañuelo.

La bolsa del jugador no necesita ataor.

Buena gana de silbar si la burra no quiere agua.

Lo que en casa se pierde, en casa aparece.

La hacienda de muchos se la come el lobo.

Al viejo le quita Dios dormir y le da gruñir.

Pasando San Miguel, el higo es de quien lo ve.

La salud no está en el plato, sino en la suela de los zapatos.

En Extremadura dan los carrascos jamones y las encinas salchichones.

El que no diga jacha, jigo y jiguera no es de mi tierra.

Más vale ser gorrión de pueblo que águila real del campo.

La liebre es una centella, pero el galgo corre más que ella.

Perdiz escabechada mejor que asada.

Más hace el gallo callando que la gallina cacareando

Más provecho dan cien gallinas bien tratadas que cien ovejas preñadas.

Más querría mis tierras cagadas de culo de oveja en redil y aprisco, que saludadas por mano de obispo.

Más vale un conejo en la mano que la promesa de un marrano.

Más vale que coma la vaca del costal que el amo del almiar.

Más come la vaca de una lenguarada que la oveja en toda una jornada.

Más vale burro que alcalde, pues burro se es toda la vida y alcalde una temporadina.

Quién pajaros quiera cazar no ha de vocear.

Por San Juan salen los cigüeñinos a volar.

Cada pardal con su igual.

Más caga un cochino que cien golondrinos.

El villano, mejor presta su mujer que su asno.

Buenas son mis vecinas, pero me faltan tres gallinas.

Arar con mulos, poco más que nada; arar con bueyes, plata quebrada.

Antes que cabras, corrales y antes que burros, ramales.

Más bien quiero en mi casa pan y cebolla, que en la ajena, gansos y pollas.

mujeres-de-caceres

2 comentarios»

  eleklektiko wrote @

Los dichos están muy bien, pero siempre que escribes algún post castúo y autóctono sobre tu tierra tiendes a poner fotos de una Extremadura muy antigua, de finales del siglo XIX o principios del XX, dando una imagen que considero dista mucho de la Extremadura actual. Sé que las fotos van acorde a la cultura popular y que imágenes de pueblo y campo representan esa cultura, pero algunas me evocan épocas pretéritas de una Extremadura más deprimida y paupérrima.

  el Fini wrote @

Es claro que las cosas han cambiado mucho en nuestra tierra.Tan solo muestro de dónde venimos y me enorgullezco de ello.Estas fotos me parecen de lo más entrañables y reflejan a la perfección la raíz de nuestra cultura.Considero oportuno mostrarlas aunque den una imagen deprimida y paupérrima, pues en definitiva esta es nuestra procedencia.Si quisiera mostrar la Extremadura actual acompañaría los posts con fotos actuales y el carácter de los mismos sería diferente.No te preocupes que todo se andará.
1saludo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: